a pie de página

a pie de página

viernes, 28 de febrero de 2014

De los meses y los días de Arantxa Oteo y Daniel Erne




Arantxa Oteo y la lectura de sus versos. No sólo del último libro realizado a dúo con Daniel Erne, De meses y días, sino de otro anterior, el titulado La que camina entre leones. La presentó Jorge Molinero. Laura Fraile ha escrito en Último Cero:

"Según indica, Daniel y ella se conocieron hace tres años en Argentina, país al que ella fue invitada para participar en un festival de poesía. Tiempo después él la envió una serie de poemas que había escrito para que los viera, pero también para que incorporara alguno suyo. Ella aceptó, aunque el trabajo resultante impide distinguir quién es el que escribe. Así se justifica Arantxa: 'Desde el principio tuvimos claro que no íbamos a firmar los poemas. Queríamos jugar con el equívoco pero también luchar frente a los poetas ególatras que sólo buscan que aparezca su nombre'. Este poemario, que fue publicado el pasado mes de octubre por la editorial La Vida Rima, incluye también una serie de fotografías de José Naveiras (responsable del proyecto editorial que acoge esta obra) así como dos colaboraciones: la de Claudia Capel (para el prólogo) y la de Felipe Zapico (para lo que él ha llamado como el post políngano epilogar)"






Todo lo que sé del viento, de Ángel Fernández Fernández, hoy para finalizar Febrero




Hoy viernes 28, último día de febrero, a las 20 horas Ángel Fernández Fernández viene a la librería a presentar su último libro: Todo lo que sé del viento, editado por Origami.

En la página de la editorial leemos: "Todo lo que sé del viento es una patada en el corazón, un grito que se da cuando todo está en silencio, un pájaro. Por sus versos desfilan niñas solas, madres tempranas y soledades que se muestran con el descaro que, a veces, no tienen las caricias. Pero también se nos ofrece la sangre del poeta corriendo coagulada hacia el lector, como un antídoto frente al miedo que provoca su propia inexistencia."

La gran coincidencia de actos para el día de hoy me lleva a solicitaros, acogiéndome a vuestra generosidad, vuestra presencia.



Un poema de Ángel y lo que sabe del viento:


EL BAUTIZO DE LA REALIDAD

La llamo realidad porque pretendo
que el sueño tome forma y vivifique
mis alas moribundas.

Por si acaso, utilizo muchos nombres.
De mujeres, de hombres,
de criaturas extrañas
que sé viven en mí.

¿Me escuchas?

He aprendido el idioma de los pájaros,
me he acercado a la noche y he entendido
su trémulo susurro.

Te llamo verdad.

Porque no creo
que los sueños se cumplan.



jueves, 27 de febrero de 2014

Tres fueron tres: Marwan + Marcus Versus + Palo




Con llenazo del Café bar La biblioteca, y en cooperación con Librería A pie de Página, leyeron y cantaron sus versos Marwan, Marcus Versus y Palo. Dejamos como testimonio algunas fotografías.








miércoles, 26 de febrero de 2014

Arantxa Oteo y Daniel Erne traen su poemario a dos voces De meses y días el jueves 27




Mañana jueves 27 de febrero, a las 20,00, los poetas Arantxa Otero y Daniel Erne nos presentarán en A pie de página su poemario escrito a medias De meses y días. Está editado por LVR Ediciones y será presentado por Jorge Molinero.

"...Es un libro un tanto especial, ya que incluye la visión de dos personas que viven en dos lados del mundo totalmente distintos (Argentina y España). En él se habla de cuestiones universales desde el punto de vista de un hombre y una mujer que reflexionan sobre temas que a todos nos mueven como son la separación, el desarraigo, el olvido, la alegría o la esperanza", comenta Arantxa a la periodista Laura Fraile en Último cero.






FEBRERO 

Escapé de la madrugada y tengo la noche para amasar la lágrima que se seca en tus ojos. Podrán gritarme rencoroso en el viento sin destino. Me fugo de tus mañanas húmedas pero vuelvo en la tarde a tu regazo. Me dirán que no sé del amor ni un octavo, pero jamás insinuarán que no he sido agradecido. 

MIÉRCOLES 

Pensar que he llegado hasta aquí me sorprende.

Otra vez he sacudido la pereza, he acudido a mi trabajo, he sonreído
al día y he hablado con nubes y piedras.

Estoy en pie, no me han tumbado.

Tengo por apoyo la palabra y

Amanezco.




Te amo, Valladolid / Te odio, Valladolor. Laura Fraile




Ayer martes Laura Fraile presentó en la librería su fanzine titulado Te amo, Valladolid. Te odio, Valladolor. Como ella dice: "En este fanzine recuperamos este odio, pero también añadimos los motivos que pueden llevar a la gente a amar a Valladolid. Para llevar a cabo este proyecto, el 6 de enero de 2013 abrí un grupo en Facebook llamado Amor-Odio a Valladolid. Desde esa fecha hasta mediados de febrero de 2014 se han sumado dos centenares de personas, todas ellas originarias de nuestra ciudad o habitantes temporales de Valladolid."




Este fanzine reúne la mayor parte de las colaboraciones enviadas hasta la fecha. El grupo permanecerá abierto por si hay gente interesada en seguir mandando textos para una segunda edición. En las fotos que vienen a continuación figuran algunos de los que escriben en el fanzine, que leyeron ayer sus colaboraciones.







Esperemos que el ejemplo cunda, que haya más ediciones de esta especie de relato testimonio, donde lo visceral y lo calmo se den la mano, lo confiado y lo temerario se desafíen, la aproximación y el rechazo nos enerven. Y lo contemos. Tan amplias y tan solapadas pueden ser las pasiones que suscita una ciudad a los que llevamos tanto tiempo viviendo en ella, acaso toda la vida...¿Por qué no contarlo?





martes, 25 de febrero de 2014

Marwan, Marcus Versus y Pala, mañana 26 en el Café bar La biblioteca




Mañana miércoles 26, a las 9 de la noche,  tendrá lugar en el Café bar La biblioteca (Plaza de la Universidad, 7) un encuentro poético entre los poetas Marwan y Marcus Versus y el cantautor Pala. Está coordinado por Librería A Pie de Página y Ediciones Ambulantes + Harpo.


 


"porque ese amor
ese dolor
me convirtieron en lo que soy ahora
y no quiero olvidar de donde vengo
de donde sufro
no quiero olvidar que una vez amé tanto
y por eso tengo heridas en el pecho
no quiero olvidar
ni una de las olas
que me llevaron a esta isla en la que vivo."

(Marwan, de La triste historia de tu cuerpo sobre el mío)




"Un álbum de cromos inacabado.
El gol que no marcó Pelé.
Una noche de ensueño que acaba
sin un te llamaré.
La flor exacta de un cactus.
Mirar el mar a través del cristal.
Que coincidan con el tuyo cuatro
de los cinco números de la lotería.
Una playa artificial.
Escribir la palabra todo
y tirar de la cadena para que al final
nos quedara la palabra casi.
En eso consistió nuestra historia."

(Marcus Versus, de Un mar bajo el suelo)







lunes, 24 de febrero de 2014

Fanzine: te amo - te odio





Mañana martes 25, a las 20,00 horas, se presentará en la librería el fanzine Te amo-Te odio. Este fanzine ha nacido de la inspiración de la propuesta del `Viaje-experiencia ODIO BARCELONA´ del escritor Agustín Fernández Mallo, que apareció publicada en el libro Odio Barcelona (Ed.Melusina 2008). En ella Agustín salió a la calle para preguntar a diversas personas si odiaban Barcelona. En caso afirmativo, les pedía que escribieran en una máquina de escribir el motivo de su odio. 

En el caso de ahora, la propuesta pretende abarcar las motivaciones que llevan a la gente a amar u odiar Valladolid. Para llevar a cabo este proyecto, el pasado 6 de enero de 2013 se abrió un grupo en el Facebook llamado Amor-odio a Valladolid. Desde esa fecha hasta mediados de febrero de 2014 se han sumado 225 personas, todas ellas de Valladolid o habitantes temporales en la ciudad. Este fanzine reúne la mayor parte de las colaboraciones enviadas hasta la fecha. El grupo permanecerá abierto por si hay gente interesada en seguir mandando textos para una segunda edición.

Por cierto, el dibujo del cartel es de Ginés.





domingo, 23 de febrero de 2014

Inma Luna y sus cosas extrañas




Ayer sábado tuvo lugar la presentación del poemario de Inma Luna Cosas extrañas que sin embargo ocurren. Nuestro amigo Chapu, gran seguidor y a la vez autor de la poesía joven, hizo la presentación y nos leyó lo siguiente:




"Hace unas semanas Manuela Paso, gran actriz y poeta que estuvo aquí, en A Pie de Página, nos decía a algunos de nosotros mientras tomábamos unos vinos que para ella el artista se distinguía por su capacidad de visión, más que por su talento u oficio. Y yo no puedo estar más de acuerdo. Lo que hace a un artista ser un buen artista es su capacidad de visión, la profundidad de esa visión. 

Y precisamente por esa capacidad de visión, por su capacidad de modular su enfoque y de ver “Cosas extrañas que sin embargo ocurren” es por lo que Inma Luna se distingue.

Bajo una luz dura y sin compasión, su mirada se adentra en la cotidianidad desde ángulos extravagantes, a veces sombríos. Inma Luna tiene la virtud de sublimar e iluminar los rincones más oscuros de la vida haciendo que lo siniestro pueda resultar distinto, variopinto, extraño e insólito. 

A veces, dentro de la oscuridad hay chispas de luminosidad. A menudo lo sublime se encuentra dentro de lo cotidiano. En ocasiones las flores más bellas crecen en medio de un erial. Casi siempre detrás de una mentira se esconde la verdad. 




Este poemario es un mapa donde la mirada de Inma Luna traspasa lo visible para llegar a lo que está detrás:

“Lo insólito es el sabor del asfalto 
cuando se aprecia su aspereza 
y algo te recuerda que ahí abajo hay tierra, 
húmeda, viva, 
con lombrices exploradoras, 
con toda clase de bichos que buscan la salida hacia la superficie.” 

Los poemas de Inma saben avistar lo que nadie percibe, dan fe de lo subterráneo, prestan ojos a lo cotidiano y dan voz a las múltiples personalidades que existen dentro de ella. Y lo hacen con valentía. Afrontan la enfermedad, el dolor y las miserias de la vida no sólo como exorcismo, sino como testimonio. 

En este poemario la vida sabe a incertidumbre, sin azúcar y sin paliativos, pero a veces los mejores poemas son los más amargos. Estos son los que te hacen estar más vivo, porque la literatura desde la visión de la verdad personal hace la belleza más real, más compacta y definida. Porque a veces gritar tu dolor en forma de poema puede ser la reivindicación más subversiva posible. Y este mundo podrido necesita rebeldía en forma de belleza y verdad."





jueves, 20 de febrero de 2014

Cosas extrañas que sin embargo ocurren, de Inma Luna





Este sábado 22, a las 13,00 horas Inma Luna nos presentará su poemario Cosas extrañas que sin embargo ocurren. Está editado por Cangrejo pistolero ediciones. El libro está abundante y sorprendentemente ilustrado por Angelino Carracedo. 

La autora comenta en la contraportada del libro: “La poesía tiene esa capacidad exploratoria que le permite adentrarse en lo insólito con tanta naturalidad como lo hacen los sueños. El simbolismo de las escenas surrealistas que a menudo nos proporciona lo cotidiano encuentra en el lenguaje poético una herramienta preciosa para levantar acta de esas cosas extrañas que sin embargo ocurren. Si entrecerramos los ojos para que se produzca la necesaria distorsión podremos presenciar escenas inauditas de una realidad que no solo nos rodea sino que nos invade como una enfermedad espeluznante y fabulosa.”





La piel de los reptiles


reptamos
bichos
adquirimos la piel de los reptiles
y besamos el suelo
lamemos los terrones
buscando inexistente líquido
que sacie nuestra gama de sed
la impaciencia se extiende
en nervudos cordones por el dorso
se ahogan por ánimo de ruido
la sequedad desuella el tragadero
el barro abrasa
el ser humano repta
bicho
una concreta forma
un cuerpo solitario aislado
un cuerpo seco farragoso
que aspira polvareda en grito:
¿Por qué no nos queremos?
¿Por qué no nos queremos más?
¿Por qué no nos queremos todos?
¿Por qué no nos queremos todos más?


Encías mondas


Un día nos pararemos a pensar qué fue de nuestro sueño 
y la tristeza nos molerá de frío
como si nuestras venas albergaran el viento.
Nos sentaremos abatidos y pasarán las horas.
Las encías se quejarán entonces de su desdentamiento,
ya no habrá nada que podamos morder.







domingo, 16 de febrero de 2014

Gloria Rivas Muriel nos habló de Ying




Y el sábado al mediodía Gloria Rivas Muriel presentó su libro de microrrelatos Yo me llamo Ying. Fue introducida por Amparo Paniagua y acompañada así mismo por Rodrigo Garrido. "Concisión, capacidad de transmitir en breves líneas todo un mundo, con lenguaje sencillo, pero cuidado, selecto y delicado", señaló Amparo Paniagua, quien también precisó: "Ironía y ternura se alternan en su contenido. Los relatos gozan de una naturalidad repleta de agudos matices, y estos son pizquitas de magia y genialidad que conducen a esbozar bien una sonrisa, bien a una reflexión sobre la vida, sea casual o causal aquello con lo que cada día nos topamos. Como honesta comunicadora, acerca al lector a la fragilidad del ser humano con lirismo y elegancia." 






sábado, 15 de febrero de 2014

José Malvís y sus Cápsulas para tratamientos varios




Ayer se presentó el libro Cápsulas, de José Malvís, editado por Lastura. Fue presentado por Gloria Rivas.

Sobre su obra, Maite Diloy escribe en su blog Brisne lo siguiente:

“En los dedos chorreando tinta de mil libros, mil poemas y alguna que otra canción”. 

"La vida está llena de golpes de suerte, de lecturas emocionadas y emocionantes. Lecturas que te hacen pensar y sonreír. Cápsulas, grageas efervescentes, noches de insomnio, de bares, alcohol y sexo. Tornasol paseando junto a la muñeca vestida de azul. Lápidas, soledad y desamor. Cuentos que se leen como poemas o poemas que soñaron ser cuentos. Lecturas para noches insomnes, con vasitos fríos sobre la mesa. Microtextos a veces, relatos breves que salpican en los ojos y dejan poso. Tengo la sensación de que Malvís hace algo más que narrar, que se desnuda en cierto modo, que nos abre su piel y nos muestra los entresijos del alma que lo habita. 

Y encontrarse con eso, con retazos de alma colgados de palabras, es algo que gusta. Leer en la oscuridad de la noche, con la lámpara iluminando tenuemente las letras, es algo que de verdad apetece en este frío invierno. Cápsulas es perfecto para leer a la luz de las velas mientras suena música. Perfecto para abrir el paquete de tabaco y encender un pitillo revolucionario, perfecto para bailar en cualquier barra convexa de un bar. Perfecto para vivir la noche, para revivir nuestra juventud y descubrir en palabras de otro que todavía se meten sentires en alcohol para calmarlos. 

Malvís propone eso en Cápsulas y tú, lector, puedes cogerlo y llevártelo de la mano o dejarlo en la estantería. Puedes revivir y soñar, puedes colgarte de una cornisa o dejarlo pasar. Puedes hacer cualquier cosa, incluso tratar de enredarte en su prosa o en su portada. ¿Sabes que es una cápsula? Un torpedo que te explota en la cara y te deja embobado y pasando sueño. Una suerte o una maldición. Decidan. Pueden leerlo atacando rápidamente las palabras pero tendrán que parar para respirar y reflexionar, estoy casi segura. Lo he comentado muchas veces, soy una mujer con suerte. He disfrutado muchísimo de este volumen. He sonreído con algunas y entristecido con otras. ¿Para qué sino para eso sirve la literatura?"


Maite Diloy (Brisne)
Colaboradora de Canal Literatura en la sección “Brisne Entre Libros“





viernes, 14 de febrero de 2014

Yo me llamo Ying, de Gloria Rivas Muriel





Y el sábado 15 a las 13,00, se presentará en A pie de página el libro de microrrelatos Yo me llamo Ying, de Gloria Rivas Muriel.


De ella, Amparo Paniagua dice. "Estamos ante una autora con estilo propio, que se muestra tan sensible como crítica ante la realidad que nos toca vivir. De su implicación y compromiso ya dio sobrado ejemplo con su primera obra A la sombra de un tilo. Del presente libro de microrrelatos Yo me llamo Ying destacaría su concisión y esa capacidad para transmitirnos todo un mundo, con un lenguaje cotidiano pero no por ello menos cuidado, selecto y delicado. Con una expresividad certera nos presenta a un puñado de personajes rayando lo mágico, acercándonos con elegancia a la fragilidad del ser humano pero también mostrándonos su fortaleza y valentía. Y precisamente por eso, ninguna de sus historias nos dejará indiferentes."





jueves, 13 de febrero de 2014

José Malvís y sus Cápsulas, el viernes 14





Mañana viernes 14, a las 20,00 horas,  José Malvís hablará en nuestra librería de su libro Cápsulas. El libro será presentado por la poeta Spica y la escritora Gloria Rivas Muriel. Lo edita Ediciones Lastura. Contamos con tu presencia.

Quien se adentre en este libro encontrará la poesía hecha micronarrativa, unos textos cargados de lirismo, reflexivos y originales que se convertirán en medicina para nuestros sentidos. José Malvís nos ofrece todo un catálogo de medicamentos, con sus correspondientes prescripciones, compuesto por opiáceos, analgésicos, alucinógenos, excitantes y anticatarrales. El lector se sentirá reflejado en sus palabras y, aunque “Cápsulas” está lejos de ser un libro de autoayuda, es probable que las reflexionen que deriven de su lectura puedan ayudar al lector a comprender algo más de nuestra naturaleza humana, tan maravillosa como miserable. Más allá de la temática nos encontramos ante un texto innovador que no por ello ha perdido un ápice de su calidad literaria. Como dice la escritora Chusa Garcés en su prólogo: “El autor crea lenguajes nuevos, nos sorprende su prosa y también la originalidad de su estructura”.






lunes, 10 de febrero de 2014

Los poetas sentados y de pie, vistos por Jesús Capa




El sábado pasado se presentó en la librería el libro Sentados o de pie. 9 poetas en su sitio, una antología editada por la Fundación Jorge Guillén. ¿De qué erectos y sentados hablamos? De Luis del Álamo, Luis Díaz Viana, Luis Santana, Javier Dámaso, Luis Alonso García (los de a pie de la foto) y de Carlos Medrano, Mario Pérez Antolín, Eduardo Fraile y Luis Ángel Lobato (los sentados).




El artista plástico Jesús Capa presentó el acto y nos pasa un texto contándonos su versión de la historia:


"Como surge. Un día, tomando un gintonic con Quique Señorans, me dijo que había hablado con Luis Alonso y Luis Ángel Lobato (los luises) para una presentación del libro 9 poetas sentados y de pie y que le tenía que hacer un pequeño cartel para la presentación, a lo que le contesté que sí ¡claro!. Pero la cosa no quedó ahí; cuando ya estábamos con nuestra segunda copa me dice: ¡Ah! Ya sé quién va hacer la presentación: ¡tú! Yo, sorprendido, le pregunté: ¿pero no tienes a nadie mejor para hacerlo? Y él: yo creo que tu lo harías bien. ¡Ah!, bueno pues la hago, le respondí. Cuando se lo digo a Concha, mi compañera, me mira extrañada y me dice: lo del cartel me parece bien pero ¿la presentación? (yo creo que pensaba algo así como pintorcito a tus pinceles) Estoy seguro de que tenía razón, pero ya había aceptado y como la presentación iba a ser en febrero y estábamos en otoño, me daba esa tranquilidad de las cosas lejanas, pero todo llega y aquí estoy sin saber muy bien lo que hay que decir en éstos casos. 

Primero pensé en centrar el asunto en el sistema creativo, algo que nos es común, pues creo que el proceso creativo tiene algo de similar entre pintura y poesía, por lo tanto para mí más agarraderos. Pero al final he optado por presentarles de la forma más sencilla y más personal, teniendo en cuenta las cosas que nos unen, que son un mismo pueblo, Medina de Rioseco, una misma década de nacimiento, los 50 del pasado siglo, un mismo colegio en el que hicimos el bachillerato, el San Buenaventura, el que, por cierto, un día me mandó una invitación para asistir a no se qué aniversario y después me encontré una noticia en “El Norte de Castilla” en la que además de anunciar el evento, decía que habían pasado por allí personas tan ilustres como Luis Ángel Lobato, Luis Alonso, y yo. No pude por menos que echarme a reír yo solo al recordar mis malas notas, que hicieron que abandonase el bachiller a medio camino, o a Luis Alonso, al que invitaron a marcharse por viejo verde prematuro. Eso sí, otra cosa ha sido Luis Ángel que acabó allí su bachiller como se debe, es decir, con buenas notas y buen comportamiento. En fin, así son las cosas. 

Nos conocimos de niños e hicimos amistad de adultos, y ahora, peinando canas, continuamos nuestra ya vieja relación de amistad. Una amistad entre bares y copas, conversaciones de libros, de arte, de cine, de política; bueno, de todo, como cada hijo de vecino. Sé que a veces, habríamos preferido nacer a orillas del río Hudson que a la ribera del Sequillo, pero eso es algo que no podíamos cambiar. 

En la adolescencia a los tres nos entra el gusanillo creativo y con él seguimos; siempre tratando de hacer una obra que comunique, que esté acorde con el momento que nos toca vivir, o discorde, ¿por qué no?. Unas veces como tocados por la Gracia, y las más por caminos tortuosos.




Umberto Eco decía: '…un proceso productivo estriba la mayoría de las veces en hacer cosas que inmediatamente son rechazadas, en retocar por enésima vez la pincelada rechazada, en probar las teclas del piano en busca de la nota deseada, en repasar de memoria el vocabulario en busca de la palabra adecuada'. 

Y siguiendo con las palabras encontradas en libros recuerdo que John Dewey dijo una vez: con respecto al acto creativo que es: 'la elaboración de una idea y una emoción vagas, en términos de un medio definido'. 

Para saber algo sobre la biografía de nuestros poetas, no hace falta más que leer la página correspondiente del libro en el que se cuenta vida y milagros. Pero lo mejor que podéis encontrar está en sus poemas, unos poemas que hay que leer despacio, preferiblemente en casa y de noche, acomodado en el sofá, junto a esa lámpara que ilumina el libro y deja el resto en oscuridad. Creo que el mejor halago que se puede hacer a un poeta es leer sus poemas. 

El filósofo Ludwig Wittgenstein decía: 'Si encima de la mesa hay un libro, eso es un estado de cosas, Si un dibujante quiere representar ese estado de cosas, los elementos del dibujo han de corresponder a los objetos de la realidad. Si expresamos esto por medio del lenguaje, la proposición es la figura de un estado de cosas en el lenguaje'. Ahora, es el momento en el que los poetas nos cuenten y lean su estado de cosas en el lenguaje."


Jesús Capa






sábado, 8 de febrero de 2014

El controvertido Louis-Ferdinand Céline, acompañado por algunos de los antólogos de El descrédito




Ayer tuvo lugar en la librería la presentación de El descrédito, con el acompañamiento de Vicente Muñoz Álvarez, Julio César Álvarez y José M. Alejandro "Choche". Laura Fraile escribió el otro día en Último cero lo siguiente sobre Louis-Ferdinand Céline:

"Para muchos es uno de los mejores autores del siglo XX, responsable de grandes obras como Viaje al fin de la noche o Muerte a crédito. Para otros, es un autor a despreciar por su colaboracionismo durante la II Guerra Mundial con el régimen pronazi de Vichy. Él es Louis-Ferdinand Céline (1894-1961), un escritor al que la editorial Luperalia ha decidido dedicar una antología que ha sido conducida por Vicente Muñoz Álvarez y Julio César Álvarez.

'Esta antología no es un tributo a Céline. Lo que pretende es plasmar la diversidad y el pluralismo de visiones que hay en torno a él', comienza explicando Vicente, para el que este escritor francés es un autor de cabecera decisivo tanto en lo que respecta a su formación como a su manera de entender la escritura. Según explica, su primer acercamiento a Céline se produjo cuando tenía 24 años. 'En esa época era prácticamente imposible conseguir obras suyas, aunque autores como Henry Miller o los pertenecientes a la generación beat siempre lo mencionaban. Mi madre solía comprar libros a través del Círculo de Lectores, y ahí fue donde vi que habían editado Viaje al fin de la noche. Lo compré y recuerdo que me deslumbró. Lo leí como tres o cuatro veces. A partir de ahí seguí buscando otras obras de este autor con tesón, tanto en rastros como en ferias del libro antiguo', indica Vicente, que afirma que ésta es la quinta antología que coordina.




En esta obra participan autores como Miguel Sánchez-Ostiz, Mario Crespo, Celia Novis, José Ángel Barrueco, Óscar Esquivias, Isabel García Mellado, Patxi Irurzun, Joaquín Piqueras, Adriana Bañares, Gsús Bonilla, Alfonso Xen Rabanal o Enrique Vila-Matas. 'Hemos hecho una selección muy fina de personas que conocieran su obra. Todas ellas incorporan diferentes puntos de vista que van desde la ficción al ensayo o la experiencia personal. Hemos tratado de ofrecer una visión panorámica en la que se incluyan desde personas que lo apoyan a ciegas (rozando el fetichismo) hasta personas que lo critican y machacan a conciencia', continúa Vicente. 

La otra persona responsable de esta antología es Julio César Álvarez, quien recuerda que la primera vez que leyó una obra de Céline (en este caso, también fue Viaje al fin de la noche) tenía 17 años. 'Técnicamente me deslumbró. Al leerlo tuve la sensación de que contaba las cosas de otra manera. Creo que es uno de los autores de mayor calidad literaria del siglo XX. Autores como Sartre o Miller son herederos de su estilo, un estilo demoledor, perteneciente a una literatura rompedora', indica. Julio César, que al igual que Vicente incluye su visión sobre este autor en el prólogo de este libro, reconoce el "desafío que se plantea" ante una persona "moralmente monstruosa" pero con una "calidad literaria inmensa".




El descrédito, la monstruosidad del genio

Javier Vayá Albert, en La huella digital



Cerca de treinta de los mejores autores españoles de la vanguardia literaria de nuestro país habitan estos viajes narrativos en torno a Louis Ferdinand Céline. Una antología imprescindible tanto por su valentía como por su calidad literaria. 

En los tiempos que corren se hace necesario aplaudir y admirar la valentía y el tesón de Vicente Muñoz Álvarez y Julio César Álvarez, antólogos de este libro y de la editorial Lupercalia, por apostar y sacar adelante un libro tan difícil como imprescindible y necesario. Valentía, tesón y amor por la literatura desprovista de artificios y farándula, de la escritura de trinchera manchada de fango capaz de descender a lo más miserable de la condición humana para mostrarla en toda su crudeza: son las señas de identidad de Louis Ferdinand Céline, uno de los mejores escritores del siglo XX que fue condenado a la cárcel y el ostracismo por sus panfletos antisemitas y supuesta colaboración con los nazis. Con la excusa de indagar en la dicotomía que supone la figura de Céline, autor de innegable calidad artística y más que dudosa catadura moral, El descrédito nos brinda 28 textos, uno por autor, a cual más brillante y sublime. 

Bajo la disyuntiva de separar al autor de su obra, esta antología cumple varias funciones; por un lado reivindica la obra de Céline sirviendo como complemento, tan erudito como delicioso, para quien lo haya leído, por otro invita a todo aquel que no haya leído al autor francés y con una pizca de curiosidad a interesarse por el firmante de Viaje al fin de la noche o Muerte a Crédito toda vez que reúne a varios, contando también los sendos maravillosos prólogos de los antólogos, de los mejores escritores del panorama patrio actual, la mayoría de ellos alejados de los grandes focos que prefieren posarse en semianalfabetas mujeres de toreros autoras de bestsellers. En este sentido no es casual que los autores más conocidos a priori, Miguel Sánchez Ostiz y Enrique Vila-Matas, abran y cierren respectivamente la antología. Sin duda el mayor acierto de El descrédito reside en otorgar plena libertad a cada autor que elige el viaje narrativo que desea y ofrece su visión personal sobre el escritor, en muchos casos totalmente distintas unas de otras: mientras Sánchez Ostiz nos sitúa en el contexto histórico de los últimos años de Céline, sin disculparlo jamás, Vila-Matas se ceba con la obra y vida del médico convertido a escritor sin negar cierta atracción hacia ambas facetas. 




De hecho El descrédito es otra gran muestra de los encontrados sentimientos que Céline provoca con su literatura y su actitud ante la vida donde caben desde el desprecio absoluto a la más profunda admiración en un solo intento de describirlo. Mario Crespo relata en un excelente ejercicio de metaliteratura el viaje que sirvió como cesión del testigo por parte de Céline a Allen Ginsberg y William Burroughs, miembros de la generación Beat que junto a Bukowski serían sus mayores discípulos literarios. Celia Novis narra de manera magistral la malsana travesía en barco de Céline hacia África que pone de manifiesto su carácter y su posterior misantropía. José Ángel Barrueco, en un texto fascinante que reúne erudición y amor por la literatura, se pregunta si acaso Céline no sufrió demasiado castigo sobre todo en comparación a otros escritores de semejante calaña y apuesta firmemente por separar al escritor del hombre. Óscar Esquivias nos sitúa en primera persona en la vida de Céline en África en un relato tan logrado que pide ser novela. Bruno Marcos, en una excelente y sorprendente comparación de Céline con Charles Chaplin, desmitifica la ferocidad del autor. Pepe Pereza nos brinda uno de los más desgarradores y hermosos relatos de desamor que se pueden leer en el que un libro del autor francés jugará un papel importante. 

Isabel García Mellado trenza un bello cuento parisino con aparición casi fantasmal de Céline. Álex Portero Ortigosa da fe de su maestría en un emocionante y reivindicativo texto que debería ser de obligada lectura en las escuelas. Vanity Dust resucita a Céline con su hilarante y genial prosa mientras Juanjo Ramírez hace lo propio de una manera un tanto más escatológica e igual de brillante. Hilarante, brillante y sin tapujos es el genial relato de Patxi Irurzun. Juan Carlos Vicente se pone de manera sublime en la piel del ministro francés que no paró de recibir presiones para que no se homenajeara a Céline en las celebraciones nacionales de 2011. Velpister se muestra excelentemente lúcido plasmando un futuro distópico demasiado reconocible. Esteban Gutiérrez Gómez pone de manifiesto lo muy presente que sigue todavía el espíritu y la obra céliniana en cualquier espíritu adolescente mínimamente rebelde y curioso. Pablo Cerezal utiliza la magia que su exquisita prosa atesora para poner de manifiesto lo hipócrita del políticamente correcto mundo occidental con su odisea para encontrar un volumen de Muerte a crédito. Miguel Baquero no es capaz de separar al escritor de su obra cerrando su texto con una frase tan certera como hermosa y contundente. Adriana Bañares prefiere poner su maravillosa y poética prosa al servicio de la historia de amor de Céline. Por resumir, el resto de textos de Javier Esteban, José M.Alejandro (Choche), Carlos Salcedo Odklas, Joaquín Piqueras, Gsús Bonilla, Alfonso Xen Rabanal y Daniel Ruiz García contienen una calidad literaria tan demoledora que convierten El descrédito en más que una antología, un artefacto vital de más que necesaria y obligada presencia en todas las estanterías.